PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE
LA REFORMA DEL ISSSTE:

 

 

1. ¿Los servicios del ISSSTE se privatizarán?
  .
2. ¿Los trabajadores van a perder sus derechos adquiridos?
   
3. ¿El gobierno ya no aportará recursos para las pensiones?
   
4. ¿Se van a reducir las pensiones a la mitad?
   
5. ¿Se reducen los seguros y prestaciones de veintiuno a cuatro?
   
6. ¿Los hijos de los trabajadores ya no tendrán servicio médico y aumentarán las cuotas para salud?
   
7. ¿El PENSIONISSSTE será botín de los líderes sindicales, quién administrará el dinero de los trabajadores?
   
8. ¿Los ahorros no van a estar seguros ya que el PENSIONISSSTE desaparecerá en 3 años, los ahorros individuales se irán a las Afores y se pierden los recursos del SAR 92?
   
9. ¿Voy trabajar más años para jubilarme?
   
10. ¿Los nuevos trabajadores no tendrán garantizada una buena pensión?

 

 

 

1. ¿Los servicios del ISSSTE se privatizarán?

No, El ISSSTE no se privatiza ni se vende, por el contrario se fortalece como institución social del estado mexicano, como patrimonio de los trabajadores y como garante de sus derechos a la salud y a la seguridad social.

Ninguno de los servicios se privatiza, por Ley el Instituto continuará administrando y otorgando todos los seguros, servicios y prestaciones.

Se conserva el régimen público y solidario para el otorgamiento de los servicios de salud, pensiones, vivienda, préstamos personales, estancias infantiles y demás prestaciones.

Arriba 

 

2. ¿Los trabajadores van a perder sus derechos adquiridos?

La nueva Ley garantiza y establece expresamente el respeto pleno de los derechos y prestaciones de los jubilados y pensionados y de los trabajadores en activo.

Los jubilados y pensionados no pagarán cuota alguna por los servicios que reciben, seguirán disfrutando de sus derechos en los mismos términos vigentes al momento de su retiro. Por disposición de Ley, el pago de sus pensiones estará a cargo del Gobierno Federal.

Los jubilados y pensionados continuarán disfrutando del cobro completo de su pensión al 100%, la cual se continuará pagando puntualmente cada mes, como hasta hoy se ha venido haciendo.

Los jubilados y pensionados pueden tener la certeza de que no tendrán ningún cambio que los afecte, aunque sí recibirán mejores servicios.

Asimismo, la nueva Ley reconoce íntegramente el tiempo o antigüedad de cotización de todos los trabajadores en activo.

Los derechos de los trabajadores en activo están garantizados con las 2 opciones que se les ofrece: 1) Quedarse en el sistema de pensiones vigente con los mismos beneficios y un pequeño incremento gradual en la edad de retiro o, 2) Elegir cambiarse al nuevo sistema, que se crea para los futuros trabajadores si ellos mismos así lo deciden, recibiendo un Bono de reconocimiento de derechos por los años cotizados.

Las 2 opciones reconocen plenamente los derechos de los trabajadores y garantizan el pago de pensiones dignas.

Con el Bono incluso se favorece a aquellos trabajadores que tienen menos de 15 años de cotización y que la Ley actual no les reconoce ningún derecho. Los beneficios que se establecen en los artículos 60, 63 y 83 de la Ley actual para los trabajadores con 15 años o más de cotización, se reconocen también para los trabajadores con menor antigüedad en proporción a los años trabajados.

Arriba

 

3. ¿El gobierno ya no aportará recursos para las pensiones?

Con la reforma se resuelve el riesgo de insolvencia del Instituto y se establece por disposición de Ley, que el gobierno federal asumirá el costo íntegro de las pensiones en curso de pago y de las nuevas pensiones de los trabajadores actuales que elijan quedarse en el régimen vigente.

Con esta medida el gobierno realiza un esfuerzo solidario con sus trabajadores, aportando mayores recursos para garantizar el pago de todas las pensiones.

Adicionalmente, el gobierno federal contribuye con mayores recursos para mejorar los servicios de salud y el monto de las pensiones, como es la cuota social para salud, la cuota social para pensiones y el ahorro solidario para pensiones, otorgando 3.25 pesos por cada peso que ahorre el trabajador.

El gobierno federal aportará recursos extraordinarios por 8 mil millones de pesos para mejorar los servicios de salud y por 2 mil millones de pesos para aumentar el número de los préstamos personales, así como instrumentar un programa para apoyar por primera vez en la historia a los jubilados y pensionados con un crédito para vivienda, iniciando este año con 7 mil financiamientos.

Arriba

 

4. ¿Se van a reducir las pensiones a la mitad?

El pago completo al 100% de todas las pensiones está garantizado por Ley. El gobierno federal asumirá el costo íntegro de las pensiones en curso de pago y la de todos los trabajadores que actualmente estén en servicio y decidan jubilarse posteriormente.

Por disposición de Ley a todos los jubilados y pensionados actuales, así como a los futuros pensionados, se les asegura el pago íntegro y completo de su pensión. Absolutamente a nadie se le reducirá su pensión, a todos se les garantiza su pago completo.

Arriba

 

5. ¿Se reducen los seguros y prestaciones de veintiuno a cuatro?

Con la Reforma se respetan íntegramente la totalidad de prestaciones y servicios que reciben los derechohabientes del ISSSTE. No desaparece ninguna de las prestaciones, por el contrario, se garantiza su otorgamiento y aumentará la calidad y cobertura de los servicios.

Las 21 prestaciones actuales se reagrupan en 4 seguros para administrarlas más eficientemente, pero se garantiza en la Ley el otorgamiento de los 21 seguros, servicios y prestaciones, para dar plena certidumbre a todos los derechohabientes.

La nueva Ley está dirigida a mejorar el bienestar y la calidad de vida de los trabajadores y sus familias, a través del otorgamiento de mejores servicios de salud, mayores préstamos personales, mayores créditos para vivienda y aumento de espacios en las estancias infantiles para los hijos de los trabajadores, entre otros.

En materia de atención médica, se destinarán mayores recursos para la construcción y mejoramiento de clínicas y hospitales, renovación de equipo médico obsoleto, surtimiento de recetas al 100% y más personal médico, paramédico y de enfermería.

Adicionalmente, se incorpora a la seguridad social del Instituto, a más de 300 mil trabajadores que actualmente laboran en plazas temporales y bajo el régimen de honorarios, así como a sus familias.

Arriba

 

6. ¿Los hijos de los trabajadores ya no tendrán servicio médico y aumentarán las cuotas para salud?

La nueva Ley protege los derechos de todos los familiares derechohabientes de los trabajadores, incluyendo a sus hijos hasta los 18 años o hasta los 25 años si estudian, así como a sus familiares ascendentes, los cuales continuarán disfrutando de los servicios de salud en forma gratuita, sin que se aumenten las cuotas para los trabajadores.

El Instituto seguirá ofreciendo todos los servicios médicos que otorga hoy en día, pero lo hará con mayor calidad y oportunidad. El gobierno federal invertirá 8 mil millones de pesos adicionales para mejorar los servicios de salud, terminar con los retrasos en las consultas de especialidades, abatir el rezago en las cirugías de ortopedia y ampliar las consultas médicas por las tardes y los fines de semana. Los gastos del seguro de salud serán cubiertos por el gobierno federal y las contribuciones de las dependencias, ya que los trabajadores no realizarán mayores aportaciones.

Arriba

 

7. ¿El PENSIONISSSTE será botín de los líderes sindicales, quién administrará el dinero de los trabajadores?

Para proteger los recursos de los trabajadores, se crea el Pensionissste, como un organismo público, sin fines de lucro, como una institución del estado, que se encargará de administrar con seguridad y transparencia los fondos de retiro de los trabajadores y de promover que el dinero de cada trabajador genere intereses que eleven el monto de su pensión.

La nueva ley del ISSSTE ordena que el director del Pensionissste sea una persona especialista con amplia experiencia en la administración de fondos y prohíbe que dicha posición la ocupe cualquier persona que haya tenido cargos de elección popular, en partidos o en organizaciones de trabajadores o patronales durante los dos años anteriores a la reforma. De esta manera, se garantiza que el titular del Pensionissste sea un especialista sin intereses de partido o sindicales.

El Pensionissste como administrador de fondos de pensión, estará sujeto a la estricta regulación y control del gobierno a través de la Consar, como se establece en la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro.

Arriba

 

8. ¿Los ahorros no van a estar seguros ya que el PENSIONISSSTE desaparecerá en 3 años, los ahorros individuales se irán a las Afores y se pierden los recursos del SAR 92?

Los ahorros de los trabajadores se encuentran seguros y protegidos en el Pensionissste, su administración será vigilada y supervisada por representantes de los trabajadores, Banco de México, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, CONSAR y estará sujeto a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, por lo que se garantiza la seguridad y transparencia en el manejo de los recursos pensionarios.

Por Ley elPensionissste será un organismo público permanente, que administrará de manera exclusiva los recursos de las pensiones durante tres años. Al término de ese plazo, las cuentas de los trabajadores no se transferirán automáticamente a las Afores, sino que cada trabajador decidirá, voluntaria y libremente, si deja la administración de sus recursos en manos del Pensionissste o si prefiere trasladarlos a una administradora privada.

El Pensionissste, a los 30 días de creado, recibirá en administración los recursos acumulados en las cuentas individuales de los trabajadores del SAR 92, que actualmente maneja la banca y los depositará en el Banco de México para su resguardo y custodia. Este traslado de recursos asciende aproximadamente a 58 mil millones de pesos, lo que le dará fortaleza financiera y viabilidad a la operación del Pensionissste.

Los recursos del SAR 92 no se perderán, se depositarán en las cuentas de cada trabajador que elija Bono y se registrará su contabilidad en los estados de cuenta en forma separada, o bien, se entregará a los trabajadores que decidan quedarse en el sistema vigente, cuando se jubilen, en la misma forma que hoy en día.

El Pensionissste protegerá los recursos de los trabajadores, asegurará un menor costo de administración y una mayor rentabilidad de sus ahorros.

Arriba

 

9. ¿Voy trabajar más años para jubilarme?

Los cambios para los trabajadores que decidan mantenerse en el sistema vigente serán graduales, de tal manera que no sean afectados en la edad de retiro o que tengan el menor impacto posible

Los cambios en la edad de retiro entrarán en vigor hasta el año 2010, a partir de ese año, se establecerá una edad de retiro de 49 años para mujeres y de 50 años para hombres, aumentando la edad cada 2 años en un año, para llegar en 2028 a una edad de retiro de 58 años para las mujeres y 60 para los hombres. La edad para pensión por tiempo de servicios se mantiene en 55 años hasta 2010, a partir de ese año se ajustará bianualmente y en 2018 llegará a los 60 años.

Estos cambios no afectarán a la mayoría de los trabajadores activos, todos los que hoy tengan 46 años de edad, en 2010 tendrán 49 años y por lo tanto, los ajustes graduales en la edad ya no los impactará.

Para los trabajadores que elijan Bono y los nuevos trabajadores que ingresen al día siguiente de la Reforma, en la nueva ley del ISSSTE, no se establece una edad mínima para el retiro, por el contrario, se reconoce la libertad de cada trabajador para decidir el momento de su retiro y el monto de la pensión con el que desee hacerlo.

El requisito de edad de 65 años y 25 de cotización, es sólo para los trabajadores que recibirán del gobierno la pensión garantizada dos salarios mínimos del Distrito Federal, actualizados con la inflación. , una vez que hayan cumplido 65 años de edad y 25 años de cotización.

Arriba

 

10. ¿Los nuevos trabajadores no tendrán garantizada una buena pensión?

La reforma del ISSSTE garantiza a los nuevos trabajadores el disfrute de una pensión digna al momento de su retiro. Los nuevos trabajadores que se incorporen al Instituto después de la Reforma, contarán con todos los servicios, prestaciones y seguros que actualmente tienen los trabajadores y, además, con las nuevas ventajas que ofrece el seguro de pensiones.

Los nuevos trabajadores tendrán, desde que empiecen a cotizar en el ISSSTE, una cuenta individual en la que depositarán sus contribuciones y se sumarán las de las dependencias y el gobierno federal. También podrán disfrutar del pilar de ahorro solidario para fortalecer el monto de las jubilaciones y asegurar mayores niveles de ingreso y vida dignos.

Este pilar consiste en que por cada peso que voluntariamente aporte el trabajador, la dependencia donde trabaja se obliga a aportar 3.25 pesos, hasta un límite del 2% del sueldo básico para el trabajador y del 6.5% del sueldo básico para la dependencia.

Con este pilar solidario se aseguran pensiones por arriba del promedio que tienen en otros países.

Cabe señalar que las comisiones que cobraría el PENSIONISSSTE, al ser un organismo sin fines de lucro, serán por Ley una de las más bajas, por lo que asegurarían mayores beneficios a los trabajadores.

Igualmente, la aportación al Fondo de Vivienda y los intereses que genere aumentarán el monto de la pensión del trabajador al momento de su retiro.

Adicionalmente, se podrán sumar los años de cotización y los recursos generados en los sectores público y privado, para acceder a una mejor pensión.

Arriba